Francisco Javier Robles/NOTICARIBE PENINSULAR

CANCÚN.- Eran las seis de la tarde de este sábado cuando de la antigua tienda del ISSSTE comenzaron a emanar gigantescas columnas de espeso humo; se estaba incendiando.

Del techo del edificio en abandono, ubicado en la esquina de las avenidas Ruta 5 y Kabah, salían intensas llamaradas que alarmaron a las familias habitantes de la Región 93, particularmente a decenas de visitantes de pacientes de la clínica médica del ISSSTE que se ubica a unos cuantos metros.

Te puede interesar: FOCO DE INFECCIÓN: Tienda del ISSSTE, guarida de maleantes y vagabundos

Después de unos 15 minutos de tensión en la zona, y ante la mirada atónita de los testigos, los elementos del cuerpo de bomberos de Cancún atacaron el siniestro de grandes dimensiones con tres carros bomba y una pipa con 10 mil litros de agua, bajo el resguardo perimetral de policías preventivos y oficiales de Tránsito.

Los agentes policiales primeros correspondientes consideraron que el alarmante incendio de esta tarde/noche fue provocado en el interior, ya sea por indigentes que lo toman como refugio o por algún otro malintencionado.

Cerca de las siete de la noche, el fuego fue controlado en su totalidad por unos 15 “tragahumo”, sin que los cuerpos de emergencia reportaran víctimas humanas ni lesionados. Por supuesto, los daños materiales fueron de consideración.

Hay que mencionar que hace dos días reportamos que el mencionado “elefante blanco” representa un riesgo inminente para los habitantes de la zona y para los derechohabientes de la clínica contigua, los cuales reclaman con urgencia que dicho edificio sea utilizado para extender las instalaciones hospitalarias.

By Admin

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *