Agencias

HOLBOX.- El pasado martes, la idílica isla de Holbox se vio golpeada por el frente frío número 32, desencadenando inundaciones que afectaron gravemente a la comunidad local.

Las dificultades continuaron este fin de semana, con la llegada de una surada que intensificó las adversidades.

Las consecuencias de estos eventos climáticos se hicieron sentir en diversos sectores de la isla, especialmente en el turismo y la industria restaurantera, pilares económicos de la isla.

Te puede interesar: Holbox amanece con el mar desbordado y daños en toda la isla

La población, también, se vio afectada en general, enfrentando desafíos para la movilidad y el abastecimiento de recursos básicos.

Ante esta situación, diversas dependencias del Gobierno del Estado y empresarios locales y la ciudadanía en general, unieron esfuerzos en labores de limpieza y recuperación de la isla.

Gracias a estos esfuerzos conjuntos, las calles de Holbox han vuelto a ser transitables, y se ha iniciado el proceso de restauración de los sectores turísticos y restaurantero.

El compromiso y solidaridad demostrados por todos los sectores de la comunidad son un testimonio del espíritu resiliente de Holbox frente a la adversidad.

Aunque los desafíos persisten, la determinación y cooperación de sus habitantes señalan un camino hacia la recuperación y reconstrucción de esta joya del Caribe mexicano.

Red Informativa del Sureste

By Admin

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *